Collage íntimo

Collage íntimo
Trocitos...

domingo, 10 de abril de 2011

¿Pero qué demonios es la Energía Nuclear?

Mi padre con frecuencia me recuerda (es uno de los "pilares ideológicos" de su longeva tertulia) un divertido pensamiento del periodista Darío Valcárcel a cerca de esas encuestas con las clásicas respuestas cerradas: "sí", "no" o "no sabe/no contesta". Él sugirió que se debería añadir una cuarta casilla que dijera: "No sabe, pero contesta". Siempre recuerdo esta anécdota cuando alguien habla sobre algo sin saber; habitualmente sentando cátedra, claro. Pensaba sobre todo esto el otro día viendo en las noticias la evolución del desastre nuclear de Fukushima. De repente, la opinión pública se ve sacudida por un desastre de semejantes magnitudes y comienza la reacción espontánea y visceral: ¡No a la energía nuclear! A mí, personalmente, me gusta cuestionarme las cosas y como, evidentemente, entiendo de energía nuclear lo mismo que de numismática, me he planteado leer un poco, amontonar una mijita de información y poner las ideas en orden. Luego pensé: igual a los demás les pasa lo mismo. Y aquí está el tío para darlo todo masticadito. No quiero aburrir a nadie: esto va sobre energías. A quien no le interese, que no siga leyendo... Abrid las orejas.


La energía nuclear es la energía que se libera en las reacciones nucleares. Sin embargo, también nos referimos a la energía nuclear como el aprovechamiento de dicha energía para otros fines como la obtención de energía eléctrica, térmica y/o mecánica partir de reacciones nucleares.


Existe un uso pacífico (energías para consumo) y otro bélico (armamento nuclear) de dicha energía.


Hay dos métodos (tipos de reacciones) para obtener dicha energía:


- La FISIÓN NUCLEAR: un núcleo de un átomo pesado se divide en dos "mitades" liberando neutrones y energía (según la fórmula E=mc2). Se usan URANIO y PLUTONIO. Actualmente viable y usada. Inconvenientes: centrales peligrosas y residuos altamente radiactivos.


- La FUSIÓN NUCLEAR: dos núcleos de átomos ligeros (HIDRÓGENO y sus isótopos DEUTERIO y TRITIO) se fusionan dando otro más pesado y liberando gran cantidad de energía. Ventajas: gran disponibilidad (agua del mar), segura, residuos escasamente radiactivos. Inconvenientes: actualmente no viable.


La energía nuclear tiene tantas ventajas (gran capacidad para generar energía) como inconvenientes (residuos nucleares peligrosos, accidentes).


En España, la energía producida se reparte de la siguiente manera:


Las energías renovables son: la Solar, la Eólica, la Hidráulica y la Biomasa.


Sus ventajas principales: son limpias, ilimitadas, autóctonas, independientes del exterior y crean más puestos de trabajo. Sus inconvenientes: son variables e imprevisibles, baja potencia e insuficientes para ciertos consumos punta, no se pueden almacenar y el impacto visual.


Las energías no renovables (convencionales) son: los Combustibles Fósiles (petróleo, carbón, gas natural) y la Energía Nuclear.


-Combustibles fósiles: sus inconvenientes principales es que son limitadas, generan emisiones y residuos que degradan al medio ambiente, crea menos puestos de trabajo, crean dependencia exterior por concentrarse en determinadas zonas del planeta y conflictos militares por su control.


-La energía nuclear: su principal ventaja es su alta disponibilidad y rendimiento. Su principales inconvenientes son la emisión de residuos altamente radiactivos y el rechazo social en la ubicación de centrales.


Los partidos verdes y plataformas ecologistas, así como un amplio sector de la sociedad rechazan expresa y ferozmente la energía nuclear. Apuestan por las energías renovables y combustibles fósiles. El caso es que las renovables no son almacenables y son insuficientes para asegurar el suministro. Petróleo y carbón son tan contaminantes que nos alejan de los objetivos del acuerdo de Kioto y el gas (que no tenemos en España) hay que comprarlo a Rusia, Argelia o Egipto. Ambos motivos suponen a las arcas estatales el pago de millonarias multas y facturas. Como ejemplo, en gas dependemos al 85% del exterior y su precio ha subido un 200%.


La presidenta del Foro de la Industria Nuclear Española, Mª Teresa Domínguez, asegura que España precisa un aumento de la energía nuclear para conseguir un equilibrio entre las distintas fuentes. España está preparada para afrontar un programa nuclear en el que el 80% de las inversiones revertiría en el propio tejido industrial español. La repercusión sobre el empleo sería espectacular, pudiéndose llegar a crear 170.000 empleos al año con la construcción de 10 nuevas centrales. Ello sería un importante empuje a la economía a través de la creación de líneas de actuación productivas.


No hay que analizar cada forma de producir energía de forma aislada, sino alcanzar una cesta energética equilibrada. El objetivo sería un mix eléctrico con un 30% de renovables, un 30% de fósiles y un 30% de nuclear.


España es propicia para las renovables y eso debe aprovecharse al máximo. La nuclear produce sólo un 20% de la energía, por lo que somos dependientes en un 80% de las energías primarias: somos autosuficientes al límite. En momentos de demanda punta puede haber problemas de suministro.


En otros paises, la energía nuclaear supone: Francia 76%, Europa del Este 50%, Reino Unido 20%, Austria e Italia 0%. La media europea es del 30% y a eso deberíamos tratar de acercarnos.


Luego están Chernobyl y Fukushima... los terribles desastres.


¿Y tú qué piensas?

10 comentarios:

Victoria dijo...

Salvador, en primer lugar gracias por esta explicación, creo que el principal problema que tenemos es la falta de explicaciones como la que nos das. Lo de la opción de 'NO SABE, PERO CONTESTA', es genial, son los llamados/as enteraillos/as (dentro de los que igual estoy incluida!!! seguro que sí..). Así que para quedar como enterailla, me lanzo a ser la primera que expresa lo que piensa: creo que lo ideal sería lo que indicas, un mix de energías renovables, no renovables y nuclear...

Un beso y estoy a la espera de nuevas publicaciones.

Salva & co. dijo...

De nada, guapura. Yo mismo necesitaba aclararme y ya ves... a ver si podemos contestar "sabiendo" un poquillo más, ¿no? No quiero que parezca que yo soy pro-nuclear ni lo contrario, pero lo del mix al 30% parece razonable, ¿no? ¡Bien por mojarte!
Besos mil.

José Luis dijo...

Buen tema en los tiempos que corren, pero me preocupa casi más la canallesca forma de "legislar en caliente" cuando "interesa". El día siguiente del abucheo el día de las fuerzas armadas si es buen día, cuando se trata de la ley de menores cuando un niñato viola y mata a una muchacha sería hacerlo en caliente. QUE VERGUENZA.
Ahora estamos en las mismas, en fin, imagino que interesa procrastinarnos (como es un verbo "guiño al protagonista del blog" que he incorporado recientemente, no sé si en este caso su uso es acertado) en otros menesteres para que no nos centremos en ROBOS DE SOCIALISTAS Y SOCIALISTOS, ERES, MERCASEVILLAS, MARISCADAS, INAUGURACIONES DE MEDALLITAS, ETC.
Perdón Salva por esta introducción tan extensa, pero como no tengo blog propio.... jeje.
Centrándome en el tema que porpones, yo he de decirte que a pesar de llevar ya cerca de 10 años muy volcado y en constante formación en las energías renovables, sigo sin estar claramente posicionado al respecto, porque quiero ser objetivo y sobretodo realista. Cierto es verdad que si ocurre un accidente grave en este tipo de centrales, las consecuencias son desmedidas, tenemos que ser conscientes de la inminente agotabilidad de los recursos fósiles, y hablo de modo preocupantemente inmediato, porque si los hábitos orientales continuan occidentalizándose, combustibles como carbón o petróleo podrían desaparecer en poco más de 30 años.
Con lo cual, como podrás observar, el tema que has tratado, se abre a muchos debates paralelos.
Aunque me considero defensor de las renovables, no me ciego, y el futuro es un mix aún muy lejos del actual y una optimización de los recursos potenciando la eficiencia de los sistemas e instalaciones.
¿Que ocurrió con aquellos coches con motores de agua? Ya, no interesaban a los magnates del petróleo y los hicieron desaparecer, pero no preocuparos, cuando los últimos barriles de crudo que pagaremos 100 veces más caro que ahora (por qué no?)se acaben, inexplicablemente nos enteraremos que los motores pueden alimentarse de agua, para entonces será el agua el que sea más cara que la electricidad.
Como siempre, Salva, un placer.

Salva & co. dijo...

José Luís, no te disculpes por extenderte. Éste es mi blog pero también es tu blog, ya lo sabes. Además es un placer tenerte por aquí y leerte, más aún cuando aportas bastante luz con tu conocmiento a este maremagnum energético. El tema es difícil. Parece que es de esos en que, se elija lo que se elija, perderemos algo o mucho. No hay duda de que las renovables son las ideales, pero hoy por hoy resultan insufucientes y caras. Las dos potencias emergentes (ya no tanto), China e India son dos monstruos que devoran carbón y petróleo con ferocidad, dejando las reservas tiritando. En breve se, como tú auguras, se verá un número...
Pasa cuando quieras, amigo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Discrepo de nuevo, además hasta que no pongas el botellín y las olivas no te voy a decir quién soy. NO A LA ENERGIA NUCLEAR en este país. Por qué? porque yo creo que aunque tenemos ya la energía nuclear, además de tener la tecnología (que se lo digan a los franceses que parte del sus centrales han salido de una empresa de Santander ENSA) no estamos preparados. Te devuelvo una pregunta amigo ¿tú crees que el comportamiento de la sociedad sería el que está teniendo los japos?. Existe en este país una central nuclear que creo que no llegó a terminarse, entre otras cosas porque ETA se encargo de matar a varios ingenieros del proyecto.No tendremos tsunami, si zona sísmica, pero creo que la ETA es más peligroso que esas dos cosas juntas. Aunque la documentación sea correcta, creo que esto es más extenso, no obstante yo digo no hasta que salga alguien en un medio de comunicación explicando muy bien que es eso de la energía nuclear. Me mojo y es No a algo que desconozco y que por lo que estoy escuchando la repercusión entre un fallo de una central nuclear y cualquier sistema de generación de electricidad, sería a nivel mundial y de entorno repectivamente o mejor dicho de consecuencias multilaterales y unilaterales respectivamente.Bueno Salva como te discuto todo ya debes saber quién soy. Un Saludo de Víctor.

P.D.: La pista que te dí con lo que te dije del mejor periódico del mundo ya deberías haberlo adivinado. Si Andrés leyera tu blog te lo hubiera dicho.

Salva & co. dijo...

Hombree, amigo Víctor! Cómo me gustáría ponerte esa cerveza con olivitas... espero que pronto.
Uf, el debate gana en calidad y diversidad de opiniones. Supongo que no es lo mismo plantearse si se empieza a usas la energía nuclear en un país o si se abandona una vez que se está usando ya. Igual esto segundo, hoy por hoy, no sería posible. ¿Seremos capaces de avanzar lo necesario en energías renovables para cuando ya no queden carbón y petróleo? Lo de ETA es otra historia difícil de fundir con este lío, que ya es difícil de por sí. Y respondiéndote a lo otro, jamás seremos capaces de comportarnos como los japoneses. Ellos son "así" para lo bueno y para lo malo, igual que nosotros tenemos nuestra propia idiosincrasia. Evidentemente, estoy de acuerdo contigo en que el descomunal riesgo que supone un sesastre nuclear inclina la balanza hacia el NO.
Te juro que no caí en lo del periódico. hora lo veo claro...jajaja.
Me alegro de tenerte por aquí y de que siempre me lleves la contraria... así el debate está asegurado.
Un fuerte abrazo.

José Luis dijo...

Hola Victor, creo que no te conozco, pero sabiendo que eres amigo de Salva me permito contestarte.
Un punto crucial en este debate está en el equilibrio entre mis necesidades y lo que estoy dispuesto a arriesgar por satisfacerlas.
Me explico, no podemos tener cada vez más dependencia de la electricidad, pero quererla barata y al mismo tiempo renunciar a centrales térmicas cerca de mis hijos, no es viable, no es factible, este modelo flaquea por algún lado.
Es condición humana (ya seas de Kyoto, de Burgos o de San Francisco) querer tener la central nuclear más próxima a 20.000 kilómetros (mitad aproximada del perímetro de la tierra), que no te siembren tus montes o tu costa de aerogeneradores porque "tiene impacto visual", y que las térmicas de carbón o fuel-oil no contaminen el aire que respiro, pero obviamente todo esto es complicado.
Sin entrar en aspectos técnicos como los bajísimos rendimientos de centrales de fuel-oil o carbón, ni en las contrastadas mejoras que aportan los ciclos combinados, aquí la clave está en donde producir, como transportarlo y cuanto estoy dispuesto a PAGAR, tanto por la electricidad en si, como en riesgo.
Si algún día nos pone Salva esa cerveza con olivas tendremos tiempo de darle a esto algunas vueltas más.
Encantado y un saludo,

Salva & co. dijo...

Qué bueno sería lo de las olivitas+cerveza!!! Os presento, José Luís, Víctor... Víctor, José Luís... dos amigos.
Personalmente estoy muy de acuerdo con J.L., para empezar, hoy día no es posible vivir en españa sin energía nuclear. Si en un futuro, hipotéticamente, se pudiera, habría que ver a qué precio económico y medioambiental. Puede que haya que invertir unos bienos millones en desarrollar la Fusión y energías limpias más eficientes, económicas y con capacidad de almacenarse. Mientras tanto...
Otra historia es cuánto se consume y cómo bajar las necesidades energéticas...

Pilar Terceño dijo...

Después de este necesario repaso a las energías, que creo que todos agradecemos (y no pongo todos y todas porque yo soy de cuando el masculino genérico no era delito y significaba "todo el mundo sea del sexo que sea"), yo soy de las de energía nuclear sí, y de la renovable también: en esta semana en España nos hemos llegado a estar en deuda ecológica, que por lo visto significa que nos hemos pulido en un cuatrimestre la misma energía que producimos, y que si todos los habitantes de la Tierra consumieran como los españoles, harían falta 3 planetas para suministrar semejante volumen de energía. Hay que atacar ambas vertientes, reducir el consumo de energía, todos, cada hogar hasta las grandes empresas, y es que muchos (metámonos todos) quizás ni sabemos cómo hacerlo, y por otro lado, aumentar la producción, si es posible, limpia, claro, e invertir en investigación lo necesario para ello y para conseguir el almacenaje eficaz y suficiente. Igual con lo que se han llevado calentito los prejubilados irregulares, Ivancito Chaves, y los dos sueldos y medio que le sobran a la Pajín daría para empezar...(si me muerdo la lengua, me enveneno)

Salva & co. dijo...

Pilar for president!
Totalmente de acuerdo, Pili. La mayoría de los grandes problemas son multicausales. De nada sirve darle mil vueltas a la energía nuclear si no nos paramos a analizar el porqué de tan elevado gasto energético. Por otra parte, de momento, necesitamos la energía nuclear. Ojalá llegara el día en que no y fuéramos capaces de gastar menos y vivir aceptablemente de las energías menos contaminates y peligrosas.
pero, de momneto, no.
Un besillo y gracias por tus comentarios, guapi.